Menu

La Unión Europea se hace mayor

La escasez de nacimientos en Europa pone en peligro el Estado del Bienestar y amenaza con invertir la pirámide de población.




Miguel Ángel Ossorio Vega

La esperanza de vida alcanzará los 81 años de media en 2030 para todos los Estados miembros de la Unión Europea. De hecho, en 2020 el 19,5% de la población de la UE tendrá más de 65 años, cifra que llegará al 22,9% en 2030, según datos del United States Census Bureau.

Los avances científicos y la mejora de los hábitos de vida, sobre todo en lo relacionado con alimentación, ejercicio físico y abandono de hábitos nocivos como el tabaco y el alcohol, son factores que contribuirán a que las personas vivan más años y en mejores condiciones de vida, según diversos estudios científicos publicados en los últimos años.

Sin embargo, para poder sostener el Estado del Bienestar característico de Europa será necesario que aumente la tasa de fecundidad, que se mantendrá hasta 2030 en 1,6 hijos por mujer. Este número de nacimientos será insuficiente para mantener las políticas sociales, como alertan algunos expertos, y supondrá un gran reto para las Instituciones comunitarias y los distintos gobiernos nacionales. De hecho, el crecimiento de la población será negativo (morirá más gente de la que nacerá), pasando de un 0,1% en 2020 a un -0,1% en 2030.

De no revertirse esta situación, provocada por el aumento de la competitividad laboral, las escasas ayudas a las familias y la crisis económica, que dificulta que los jóvenes puedan emanciparse y que las familias puedan tener más hijos, el gasto en pensiones y cuidados sanitarios crecería de manera exponencial, poniendo en peligro no sólo la propia existencia de estos servicios, sino el propio equilibrio financiero de los países miembros de la UE.

Algunos expertos ya están reclamando medidas de apoyo a las familias para fomentar el nacimiento de nuevos niños, así como políticas enfocadas en la reducción del paro juvenil y en el fomento de políticas de empleo que permitan generar nuevos cotizantes que ayuden a sostener un sistema que garantice el cuidado apropiado de los mayores del continente y el disfrute de los derechos básicos a los más jóvenes.


Nuevo comentario:
Twitter